About Me

Mi foto
Caucete, San Juan, Argentina
Ha publicado Todos estamos solos (poesía,2003), Las Paredes y el Vacío (poesía,2005) y Los Decepcionados (poesía, 2012, Editorial Poderosa Lectura)

martes, 13 de diciembre de 2011

lunes, 12 de diciembre de 2011

FÁBRICA

Hace días que veo una chica
en la fábrica donde trabajo

arrinconada
pensativa
muda
mastica sus uñas

Tiene
los ojos
hinchados y cristalinos

Cuando nos dan un rato para descansar
todos se juntan en algún sector
y hablan de la tele
o cualquier otra cosa

pequeños grupos desparramados
en este gigantesco animal
que escupe engranajes
hablan
de cosas sin importancia
a la hora del descanso

Pero ella se va a su rincón
y mira hacia otro rincón
muy lejano

nadie se le acerca
a preguntarle nada

Acá nadie le preguntaría si se siente bien
o mal

Acá
nadie
pregunta
nada.

ALMUERZO FAMILIAR


                                                   a la familia tipo
                                                       in memoriam

Los cuchillos que chirrían en los platos
es casi todo lo que se oye entre nosotros
y la deglución de la carne
y la hornalla encendida al fondo

alguien pide sal
alguien pasa la sal

Los niños se miran entre sí
sabiendo que si se ríen
hay golpe en el cabeza

alguien pide soda
alguien pasa la soda

Mis ojos enfocan las moscas
que vuelan en la ventana
Un nudo avanza por mi garganta
pero no es la náusea
es la vida

alguien pide pan
alguien pasa el pan

Ella mira las agujas del reloj
y descascara el pan
las horas trágicas nublan sus ojos
que cubre con una servilleta de tristeza

Los otros
que completan esta mesa de duelo
aprietan la carne con sus mandíbulas
dientes cavando un campo minado 

Comemos en silencio
pensando tal vez
que no nos aguantamos más
que deberíamos separarnos
antes de fin de año

La hornalla que calienta la sopa
acaba de apagarse

yo la dejaría así eternamente

Pero alguien pide encenderla
Alguien lo hace.

jueves, 8 de diciembre de 2011

OTRO POEMA DE ALGUIEN MIRANDO EL TECHO

Tirado en la cama
tengo sobre mí
el techo de esta casa de los 50`s

El techo está descascarado

se vislumbra el hierro de la viga
el color gastado de un ladrillo carcomido
islas de pintura desparramadas en un mapa de hormigón

viejas pinceladas de anteriores inquilinos
sepultados tal vez
o sobrevivientes en otras casas

Yo todavía no he pintado el techo
ni quiero hacerlo
está bien así
no tiene la monotonía blanca del orden

Puedo ver figuras en él
mujeres fragmentadas por ejemplo

en un rincón sus piernas
en el medio el humo de sus almas encendidas
más allá charcos de vino con el que se emborrachan
justo sobre mí hay ojos mirando la tranquilidad
de mis días

Si enmarco alguna parte del techo
podría obtener piezas de algún museo de arte contemporáneo

sin sangre ni locura

Por eso prefiero no enmarcar nada y mirar el techo
tal como está

un mapa de hormigón
islas con horizontes de grietas
mujeres levantándose entre las ruinas
del tiempo.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

UNA MÁQUINA QUE MARTILLA CLAVOS


Me preguntaste
cómo me sentía

Te dije
estoy bien
Pero sabías que mentía

me mirabas a los ojos y me lo preguntabas
y yo te mentía

Me preguntaste luego
Cómo anda el amor

El amor no anda
ya te lo dije cien veces
nos embaucaron con eso
Y te lo dije en serio
Pero supongo que no quisiste entenderlo
Ahora sos una mujer con estabilidad emocional
que ya olvidó los tiempos
en que todos golpeaba a la puerta
sólo por un buen polvo

De todas maneras rescato tus preguntas
Seguro las hiciste porque suponías
que yo no me sentía bien
que deseaba sacarme la ropa
y el pellejo
no ser más un hombre
colgarme de algún árbol durante la madrugada
al costado de una ruta sin tráfico

Y ahora que pienso en mi pellejo
colgado de un árbol
ahora que pienso en mí
creo que hubiera preferido ser otra cosa
tener otra existencia
ser por ejemplo una máquina que martilla clavos
en la línea de montaje de algún aserradero
donde los árboles
murieron hace tiempo

Sabías bien que tuve épocas complicadas
Me viste crecer en una ciudad apática y opresiva
Se fueron amigos de mi barrio y del país
Anduve años buscando un horizonte
que el mundo quemó décadas atrás
Me fui y deambulé por ahí
Conocí bellas mujeres que cruzaron como saetas
por mi alma

Por eso
cuando me preguntaste
cómo te sentís
debería haber respondido

que me sentiría bien siendo una máquina que martilla clavos
en la línea de montaje de un aserradero
donde los árboles murieron
hace tiempo
y ya no tienen pulsaciones
y ya no vuelcan la savia
y ya no guardan la sombra de las hojas

Ser una máquina sin señales de vida
martillando
cosas sin vida.

jueves, 16 de junio de 2011

EL MAR TRANSITORIO

La lluvia se desprende fría desde el cielo
su canto de balas y duelos lastima
los techos de lata

La lluvia no se detiene
Invade la calle y la inunda
Las acequias desaparecen
El golfo de un mar transitorio
se come las ruedas de los autos

En la noche de los relámpagos
el cielo ofrece la luz y el ruido
destellando sobre la mujer
que no sabe cómo cruzar la calle.

miércoles, 8 de junio de 2011

VELOCIDAD DEL OLVIDO

Nos acercamos a la curva
que traza negro futuro en
el llano

Otoño en el colectivo
asientos ocupados
ventanillas salpicadas de barro

los árboles apilan montañas
de hojas amarillas
en las fincas

Yo voy agotado

vi los ojos de ella detrás del vidrio
la vi subir
la vi mezclarse entre los pasajeros

y ahora viene hacia mí
como la curva de la ruta
que viene hacía mí

Por qué estoy agotado antes de verte
mi amor

sentate si querés
le digo señalando con mi cabeza
el único asiento desocupado

Ella se sienta
yo sigo de pie
embutido entre gente agotada

Ves los álamos
le pregunto
mientras señalo el paisaje
salpicado por un sol bombardero

mira
ella mira hacia fuera
sonríe y nada más

Por qué estoy tan agotado de ella

ni siquiera hemos hablado
ni mirado
ni rozado

tenías una lápida y no un corazón
quise decirle
quise decirte a vos
que viajas sentada

pero no soy bueno
para decir esas cosas

cómo la estás pasando
pregunto

bien
dice
y nada más

veo un pájaro trazando un viaje
al final del cielo
pero me lo quedo para mí
ni loco
comparto ese pájaro con tus ojos
con tu corazón
que es una lápida

ahora ella pregunta por mí
primera vez que
pregunta por mí

yo sólo digo
voy a trabajar
y abro un libro de wielikosielek
"si no tenés el alma puesta
lo que te rodea deja de tener sentido"

Cierro el libro y cierro los ojos

si no tenés el alma puesta
si no tenés el alma puesta
canta el pájaro trazando el viaje
en mi cabeza

abro los ojos
la curva rompe el horizonte
el camino rompe mi vida

prolongados bostezos llenan el aire
somos el zonda viajando entre hierros
y vidrios

se vuelve insoportable el aire acá
quiero irme al otro extremo del pasillo
y que el viaje se termine

apoyar mi cara en la ventanilla
plagarme de aire
fuga
lápidas de hojas amarillas

total nada tengo que decirte
perdí las palabras
y las expectativas

me voy hacia adelante
atravesando gente gente y gente

llego cerca del chofer
que lleva el colectivo
apenas
a 60 kilómetros por hora

y recién vamos a mitad de camino.

EN EL PARQUE

En el lago nadaban los patos
iluminados por la luna apretada
de vacío

Nos quedemos aquí
te dije señalando un banco
al costado de los juegos del parque

Unos niños bajaban por el tobogán
a la noche de la tierra
Sus padres hablaban sobre la inflación
los asesinatos
las pastillas para dormir
el miedo esperándolos en la almohada

Sentados frente a un árbol gigantesco como el éxodo
me tomaste la mano
y me besaste y te besé y nos tragamos
la luz

Después caminamos
jóvenes
sin ambiciones

respirando el otoño que del sur
era empujado por un viento helado
y filoso.

jueves, 2 de junio de 2011

NOCHE Y VENTANA

un auto se escucha lejos
huella en la humedad
de las calles

los gritos de la panadería
clavan al horno
el pan

dos gemidos lejanos
flotan en el aire
y las antenas

las hojas de la mora caen
y crujen en el suelo

perros cuelgan en el cielo
sus aullidos de hielo

el caldeo del tabaco
escarba mi silencio
en la ventana abierta

no se escucha
la excavadora taladrando
en el pavimento del día.

ETERNO POLVO

Seis palos bastan
para quebrar la monotonía árida
del paisaje
bastan para cortar
el viento febril y aullante
del desierto

Tres palos de un lado
Tres más allá
del otro lado

En el centro de la cancha
los remolinos tumban a la soledad
y al silencio

Un puñado de niños
revolcándose en el eterno polvo
gambetea la última vuelta que da el mundo
en sus vidas

hambre y gloria patean la pelota
hecha de cuero gastado y de aire veterano

que gira como viento encerrado
y se pierde en los ranchos
de caña lata y barro

detrás del arco más lejano.

martes, 24 de mayo de 2011

OCÉANO

ahora tomamos cerveza
buscando en empleos ofrecidos
qué se puede hacer durante la semana
para ganar algo

te quedaste sin guita
y yo no sé hasta cuándo tendré lo que gané

miramos la calle
mientras tomamos esta cerveza fría
y no sabemos qué nos pasará mañana

estamos unidos
como dos peces dentro de una red
que pescadores levantan con hambre y furia.

jueves, 19 de mayo de 2011

LA IMPORTANCIA DE LOS MUERTOS


Cavé una fosa para enterrar
a mi perro muerto
en el fondo de casa

y tras el tiempo
planté un árbol que
agarrándose de los años
creció atravesando
con sus raíces
los restos de mi mascota

El árbol se erigió
al igual que todos los seres vivos

sobre un planeta fecundado
por criaturas muertas
que conceden
la sangre al humus
la vitalidad a la flor

la rotación al mundo.

miércoles, 18 de mayo de 2011

SOY UNA CASA




Mis brazos tienen las marcas
de las mesas donde me apoyé
Mesas vacías
marcas de platos sucios
charcos de vasos volcados

Y en mis codos perduran las marcas
de las barras donde sucumbí
Montañas de borrachos tragando
el epitafio de una generación demolida

Y mi pecho tiene las huellas
de las camas que ocupé
La marca de una mujer soñando
con una versión mejorada de mí

Para todo eso no hay restauración

Soy una casa de paredes agrietadas
aire y tabaco concentrados
una mesita bajo el foco apagado

bajo el murmullo de una pelea
a puertas cerradas
que siempre pierdo.

martes, 10 de mayo de 2011

ESPERANZA DEL VENCIDO

Miro a través de la ventana

La nieve cae en silencio
y se acumula en la calle

Veo a través de la ventana
este pedazo de mundo
crucificado por la mano
que traza la historia

Le hablo a mi reflejo de la ventana
le digo que la cosa está perdida
y que es mejor estar dentro de casa
y no salir a pelear

le digo que conviene estar sentado
y ver la nieve caer y la calle entumecerse

ver la flor crecer en su escarcha
y esperar que se fortalezca hasta ser plomo
y mate desde su lugar

le digo que la cosa está perdida
y que es mejor no salir a pelear
porque para salir a pelear hay que tener el valor
que yo perdí cuando me quitaron la juventud y la noche

le hablo a mi reflejo empañado
en la ventana fría
le digo que hemos perdido horas soñando
con un mundo que no existirá

le digo que debemos esperar que el terremoto haga su trabajo
y los huracanes barran las ciudades
y las lluvias laven las costras
y el sol despelleje el acero

y esperar

que el pájaro que cruza a tientas el paisaje
cuelgue su canto en el silencio de los siglos
para que la humanidad tiemble y caiga
algún día.